Murgas Tenerife

Las nuevas propuestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para el concurso de murgas

Murgas Canarias

IMG-20150722-WA0011

 

Por @hgonar

La concejala de Fiestas, Gladis de León comenzó anoche las reuniones con los grupos de cara a revisar las bases de los concursos, que quiere someter a la aprobación del consejo del Organismo Autónomo del Carnaval la próxima semana. Y no quiso dejar pasar la oportunidad para sentarse cara a cara con la “modalidad hueso”, las murgas adultas, y afrontar sus demandas, en aras de conciliar los intereses del colectivo, que año tras año nunca está conforme con las bases y siempre las cambia, esta vez con los criterios de la organización, que se propone velar por la calidad del espectáculo contando con sus protagonistas, las propias murgas.

A diferencia de la primera reunión que celebró ayer para revisar las bases, que tuvo a las murgas infantiles como interlocutores, el encuentro con las adultas sí fue ordenado.

La nueva responsable de la organización, que compareció ante las murgas adultas con el gerente de Fiestas, no se andó con rodeos y entró de lleno en asuntos polémicos que, a su juicio, con una modificación desde el consenso con los grupos, podra imprimir mayor calidad al concurso de murgas. A juicio de Gladis de León, eso pasa por volver a cuatro fases eliminatorias, y no tres -para evitar un maratón que acaba de madrugada-; recortar la final, de 8 a 7, para potenciar un formato más espectacular y que no sea tan larga -si bien no hizo mención a que eso se traduciría en el incremento de calidad de los protagonistas del concurso más esperado en cada edición-, o retocar los cupos mínimos y máximos de componentes, para intentar garantizar un mayor equilibrio entre las murgas que se suceden sobre el escenario, y que no actúe una con 35 miembros justitos y le siga otra, con casi un centenar.

No pasó por alto otro de los asuntos más polémicos: el sistema de puntuación del jurado. Y apostó por una votación global. Así, los encargados de valorar a las murgas continuarían siendo humoristas, músicos y periodistas pero no se acotaría la puntuación según calidad musical, intelegibilidad y vocalización, calidad del repertorio y crítica y humor, sino que se simplificaría. Cada uno votaría del 1 al 10 a cada murga, en función de la que le gustó más o menos, sin entrar en por menores y perderse en decimales de tres dígitos. Gladis de León también apostó por que la puntuación de la fase no se arrastre a la final y gane el que obtenga la mejor media, sino que sean independientes: la final ganaría la mejor murga de la final, aunque superara la final en séptimo puesto. Se incentivaría así la calidad de la final y, sobretodo, que el público de la final no se quede fuera de juego porque gana un grupo gracias a una puntuación que viene de fase -actuación que no vieron los espectadores de la final-.

IMG-20150722-WA0008

Final a 7

Solo los representantes de Mamelucos, Diablos Locos, Bambones y Triqui-Traques -el núcleo duro del concurso, a falta de La Traviata- vieron con buenos ojos la propuesta de la concejala de que la final tenga 7 protagonistas. Su argumento, que no sea tan larga. Sin embargo, si de lo que se trata es de acortar tiempo, no faltó quien, de forma irónica, planteó que se celebre directamente con 5 murgas para acabar antes, quitar la publicidad por television o cantar solo un tema. No era ese el criterio de la concejala, que apuesta por imprimir mayor calidad y elevar “el precio del cartón” desde la organización con una dosis de adrenalina, al limitar la final a los mejores, lo que encarece el pase a quienes pasan por los pelos en el pelotón. Por ello, para garantizarse la mayor posibilidad de colarse en la finalísima, se decantó por una final a 8. El debate lo zanjó Gladis de León advirtiendo que toma nota de la opinión de las murgas, que a la organización le agrada más una final a 7, pero que será la próxima semana cuando decida el consejo del Organismo Autónomo de Fiestas, que será quien resuelva el nuevo formato.

Cuatro Fases

Los representantes de las murgas adultas acercaron criterios con la organización sobre la posibilidad que planteó la concejala de volver a cuatro fases eliminatorias y una final. Eso supondría más coste para Fiestas, pero se evitarían tres días de maratón murguero que acaba de madrugada, máxime cuando se celebra entre semana. A priori, la mayoría quedó conforme en celebrar cuatro fases eliminatorias, que en el programa provisional podría ser del domingo 17 al miércoles 20 de enero. Y la final se mantendría el viernes, 22.

Sistema de puntuación

Otro de los asuntos más polémicos puestos sobre la mesa por la concejala fue el sistema de puntuación. De León defiende que se mantenga los perfiles de los miembros del jurado (músicos, actores, periodistas y humoristas) pero que, en vez de descifrar la puntuación por crítica, humor, intelegibilidad, vocalización y calidad del repertorio, la puntuación sea global. De otra forma, que cada uno vote del 1 al 10.

En este aspecto hubo casi unanimidad entre los representantes y la organización. “Es lo que siempre hemos dicho y lo más lógico, en vez de complicar la votación”, comentó más de uno, no así el portavoz de Mamelucos que insistió en mantener el voto especializado del jurado. La votación global cuenta con el respaldo de la mayoría, por más que la concejala volvió a insistir que será el consejo del Organismo Autónomo de Fiestas quien apruebe o no esta variación en la reunión que mantendrá la próxima semana.

Entró ya de lleno la concejala cuando mostró su apuesta por diferenciar las puntuaciones, y que la nota de fase no se arrastre a la final. Muchos se removieron en sus sillas al escuchar esa idea, e insistieron en mantener que la puntuación de final se tenga en cuenta en el cómputo global. Gladis de León sentenció también este debate y advirtió que ella es partidaria de separar las puntuaciones y no arrastrar, pero que será el consejo del Organismo Autónomo de Fiestas que decida.

Mínimo de 40 componentes y máximo de 75

Ya puestos, la concejala también planteó equilibrar el concurso y evitar el desfase que ve el público cuando sube al escenario una murga con 35 componentes raspados (es el mínimo reglado hasta ahora) y luego sigue una formación crítica con casi un centenar de personas. Por ello, planteó la posibilidad de elevar de 35 a 40 el mínimo de componentes y rebajar de 80 a 75 el máximo. La acogida a la idea también fue disparar, si bien los representantes de los colectivos con mayores dificultades para reunir a un nutrido grupo de personas se mostraron partidarios de la fórmula de la organización para, al menos, evitar diferencias visuales. También esta idea será trasladada por la concejala al consejo rector de Fiestas, que será quien lo apruebe o no en las nuevas bases.

Trapaseros solicita concursar en Santa Cruz

Ya al término de la reunión, que se prolongó desde poco después de las 20:00 horas de ayer durante más de 90 minutos, tomó la palabra el director de Trapaseros, Juanka López, para comunicar de forma oficial el deseo de la murga de Los Realejos de concursar en Santa Cruz, aunque las bases solo reservan una plaza para el ganador de la comarca de la edición anterior Cabe destacar que desde Fiestas fueron invitados a acudir al encuentro de anoche.
El encuentro ya tocaba a su fin y algunos murgueros ya se hab´ian marchado, al dar por concluida la reuni´on. Sin embargo, los que quedaban insistieron en que la admisión en concurso de Trapaseros corresponde a Fiestas y no es una decisión del colectivo.

Juanka López explicó que la murga de Los Realejos, que en 2016 cumple sus bodas de plata, logró el tercer premio de Interpretación en Santa Cruz la pasada edición, igual cartón que en el norte. De forma curiosa, aunque fuera premiada en 2015 en la capital, no tendría cupo para volver a concursar. Pero Juanka, “El militar parrandero”, no pedía un favor, sino defiende lo que considera un derecho. Por eso sacó las bases de 2012 que reconocen el derecho de admisión en el concurso a las murgas con al menos 10 años de participación en el concurso. Klandestinas, que se estrenó en febrero pasado, advirtió en ese momento que ellas procedían de La Laguna y, sin embargo, tuvieron que tener sede en Santa Cruz para poder concursar. Y pidieron igualdad para todos.

No faltó quien le espetó a Trapaseros que ellos, si son admitidos en Santa Cruz, participarían en el concurso del Norte y en la capital y, sin embargo, una murga chicharrera no tendría cabida en el certamen comarcal, algo que según dijo Juanka López no prohíben las normas del Norte de forma expresa. Este debate se zanjó dejando claro las murgas que la decisión compete a la organización, después de que algunos, como el representante de Bambones, dijera que otra solución era suprimir de las bases la cláusula que garantiza el derecho de participación en Santa Cruz a la ganadora del Norte. Y la concejala echó mano a su frase de la noche: “Será el consejo rector del organismo autónomo de Fiestas quien apruebe o no la incorporación”. Eso sí, un rayo de luz iluminó ayer la cara de Trapaseros cuando la concejala y el gerente se comprometieron a trasladar a los servicios jurídicos la solicitud oficial de concursar a Santa Cruz. Ahora la pelota queda en el tejado de Fiestas.

Fue una reunión intensa, donde la concejala, aunque un poco verde para algunos -era el primer encuentro-, sorprendió por la contundencia y claridad de sus propuestas: catapultar la final de murgas como el mejor concurso del Carnaval, elevando el grado de adrenalina. Menos finalistas, una puntuación más fácil (del 1 al 10, sin discriminar por aspectos), cuatro eliminatorias -en vez de tres- más cómodas para el público, murgas más equilibradas (con un mínimo de 40 componentes y un máximo de 75) y… que la final la gane la mejor de la final, y que no se lleve el cartón quien tuvo el repertorio más completo, al arrastrar la nota de fase y ganar la mejor media. Como diría la concejala, será el consejo rector del organismo autónomo de Fiestas quien apruebe o no estas ideas.

Quedó casi en una anécdota la propuesta de Fermín Hernández, representante de Mamelucos, para fijar dos jurados, uno para la fase y otro para final; los de la Casa del Miedo son de los que quiere que la nota de fase se arrastre a la final y se haga media, lo que les beneficia, pues históricamente han sido los mejores de las fases; otra cosa es su papel en la final.

Haz Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Murgas Tenerife
Murgas Canarias

Más de Murgas Tenerife

El certamen de murgas del Norte de Tenerife 2018 arranca con un mano a mano Irónicos-Tiralenguas

Murgas Canarias28 noviembre, 2017

Inscritas doce murgas adultas y siete infantiles en el Certamen del Norte de Tenerife

Murgas Canarias24 noviembre, 2017

Todas las actuaciones del Encuentro de Murgas Solidario de El Rocío

Murgas Canarias12 noviembre, 2017

Orden de Actuación de Murgas Adultas del Carnaval Santa Cruz de Tenerife 2018

Murgas Canarias8 noviembre, 2017

Orden de Actuación de Murgas Infantiles del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2018

Murgas Canarias8 noviembre, 2017

Programa Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2018

Murgas Canarias7 noviembre, 2017

Puertopotras no estará en el próximo Carnaval 2018

Murgas Canarias7 noviembre, 2017

Chinchosos sí estarán en el próximo Carnaval 2018

Murgas Canarias3 noviembre, 2017

Consulta el dinero que cobra cada murga, comparsa, rondalla o agrupación por actuar en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2018

Murgas Canarias15 octubre, 2017

Copyright © 2014 Murga Canarias powered by @sergizarote