Murgas Tenerife

Primera Fase del Concurso de Murgas Adultas de Santa Cruz de Tenerife

Murgas Canarias

los-diablos-locos-2

Por Humberto Gonar

 

La primera fase de murgas celebrada ayer fue más noticia por las decepciones que por las alegrías. Zeta-Zetas salió a garantizarse el pase al viernes y Diawblos estuvo mejor que en su fase de 2014, sin muchos más alardes. Y el primero es el mejor valorado de cuatro temas. Sin embargo, la fase, aburrida y tediosa, tal vez por ser 9 murgas -la mayoría de dudosa calidad-, quedó estigmatizada por el feo de Chinchosos, en vías de extinción, si acaso supera este año. Tampoco hubo muchas más alegrías.

Super5, el grupo que triunfa con su “Vente a la calle”, y el tercer premio de Interpretación de murgas infantiles, Bambas, fueron los teloneros de esta primera fase.

REBOTADOS .- El año pasado quedaron novenos, a las puertas de la final. Anoche intentaron arrancar con el nivel de la caravana social a la que subieron en 2014. Comenzaron y acabaron a capella para amplificar el sentimiento. En la presentación subieron al escenario a Antonio y Berta, vecinos desalojados del 102 de Tacoronte, que se prestaron a alimentar el espectáculo. Musicalmente, ya cerraron la época en la que recordaban a una murga infantil. Su director, Javier Suárez, ha dado con la clave. Abrieron con “Tsunami social”, una marea de fuerte marejada a marejadilla. Cantaron a la sanidad (blanca), a la educación (verde), a la naranja de los servicios sociales… La mar estaba en calma hasta que vino un remolino: “Hace falta un estallido social”.

“Esclavos del siglo XXI”, el segundo tema, resultó más bonito en música que en letra. Criticaron tanto al empresario explotador que acabaron embargando su encanto del año pasado. Le tocó recibir luego a Soria y a Clavijo -alcalde a dedo- para acabar con otro brindis solidario marca de la casa: ancianos y menores, esclavos de la mano. Sonaron bien, pero lo cierto es que se esperaba mucho más.

FUSIONADOS .- El azar del sorteo permitió que las dos únicas murgas mixtas actuaran seguidas. Fusionados, de nueva creación, mostró méritos musicales en su pasacalle. Pero les faltó fusionar crítica con magia; ser más comerciales. Aunque rime, no es lo mismo letrón que tostón. El primer tema, “Bipartidismo político y periodismo”, una letra de Carlos Quevedo, superviviente de Guachi que “subió” al escenario a Rajoy y Rubalcaba. Ahora manda Pedro Sánchez en el PSOE… Cargaron contra los periodistas y pusieron de ejemplo a los corresponsales de guerra. Como si alguien los quisiera comparar a ellos con el Orfeón…

Su segunda canción, “Los chóferes oficiales”, partió de una buena idea como conductores de los políticos, pero se tornó tediosa. Volvieron a mentar a Montoro y Cospedal como en el primer tema, quizás porque ya sabían la rima; cargaron contra Paulino e intentaron puntuar en humor con la sillita del alcalde colocada en el coche para Bermúdez. El mejor momento, al decir que debían llevar a Willy García, de RTVC, a ver las murgas infantiles. Al final se desintegró el experimento, que recuperó un poco el pulso en su despedida. Discreto estreno.

CHINCHOSOS .- Un grupo de personas se presentó en el puesto de Chinchosos, el tercero. Su nuevo director, Nauzet Campomar, que sustituyó a Paco Padilla, dijo que había sido un milagro que salieran este año. Casi tan grande como que el público los soportara anoche. La presentación, una declaración de guerra a sus propios componentes, a los que reprocharon que los abandonaran el año pasado y con deudas. Y eso que no habían visto lo que pasó anoche. Luego remedaron el mítico pasacalle “Soñé” y así llegó el primer tema: “Homenaje al pasodoble”. Eran 33 y cantaron a 66 voces con referencias de nuevo a la deuda que heredaron; crítica a las medidas de seguridad y reclamación del premio que creen le robaron a Mamelucos en 2014.

Siguieron con “Sexo según las edades”, un supuesto tema de humor, con referencias más que explícitas. Era verde pero sacaron los colores. Se despidieron y la armaron aunque pareciera imposible hacerlo peor. Fueron a provocar. Se les acabó el tiempo. Cortaron, se sabían ya descalificados, y entonaron un remix de despedidas, lo mejor de su actuación. Chinchocidio en Carnaval; asimilarlo a lo que hizo en su día Guachi es un insulto, casi tanto como comparar a estos Chinchosos con los de la época de Alexis Hernández.

ZETA-ZETAS .- Eran las once de la noche y comenzó el concurso, o se adelantó la final. Con nuevo director, Javier Lemus, los Zeta-Zetas rescataron la fase del naufragio del inicio. Cantaron su pasacalle y directamente a los temas. Primero, “Producto interior”, letra de Raquel García con contenido serio sobre el sector primario. Lamentaron que ahora se prefieran las grandes superficies comerciales y la riqueza de Canarias se vaya fuera. “Hasta en Mercatenerife la verdura es de fuera”, dijeron. Criticaron los recortes en empresas como Coca-Cola y los impuestos que dificultan el comercio electrónico. Sacaron las chácaras y desplegaron la bandera de las siete estrellas verdes para concluir. Buena letra.

“Mi juguete preferido” fue el monigote en el Carnaval del Futuro. Se disfrazaron de robot para estar sensacionales en la coreografía y en la crítica a la dependencia. Cantaron “yo te tengo en mis manos” o “un monigote manipulado” por si el jurado no se acordaba del año anterior. Rajaron a Gonar, por rastrero y difícil de imitar, para subir la intensidad en su diálogo con el público. El director echó mano al megáfono y lanzó su proclama: “Levántate, manifiéstate, somos más”. Hicieron méritos para sacar el pasaporte a la final del viernes, más después de ver las tres primeras actuaciones que hicieron olvidar.

TRAS CON TRAS .- En el ecuador de la primera fase celebró sus 20 años con una presentación alegórica para continuar, mucho mejor musicalmente, con el pasacalle, un referente que recuerda qué es el Carnaval y por qué son murgueras. El primer tema fue “Empresarias”, crítica al patrón que pide ahora más horas y paga menos. “Sube tus horas, baja el salario”. Con algún exceso de palabras gruesas cargaron contra la justicia y los jueces, pero fueron “tras con tras” al perder intensidad en la interpretación hasta hacer la canción eterna. Jugaron con los términos y criticaron a Soria por vender a Canarias -también propusieron sonotones para el jurado-. Letra deslavazada, que prometía y acabó mezclándolo casi todo.

Su segundo tema, también serio, “Archienemigas”, un diálogo entre Doña Pública y Doña Privada. O sea, la sanidad y la educación en doble vertiente. Con frases tan originales como “los ricos son más ricos y los pobres más pobres”. Parecieron cantar “somos el futuro de muchos”, tal vez una amenaza. Feliz 20 aniversario. El cambio de director musical, Cristo Casas por Julito Alfonso, se notó en el bajón. Otra vez naufragio.

DIABLOS LOCOS .- Los trónicos fueron un oasis de calidad en el desierto. Pero, eso, un oasis. Arrancaron con alardes gracias a la pantalla de luz que realzó un pasacalle que recreó ambiente de final. El momento más entrañable fue la entrega de la batuta en el primer tema de Masi Carvajal a su hijo, Tomi, tercera generación trónica, para ponerse al frente de “Rajazo”. Una letra valiente, comprometida y con desafío incluido a Paulino Rivero, por su gestión; a Nacho González, al que “su padre millonario le compró un partido” y propone playas de Valleseco a Añaza; le reclaman que predique con el ejemplo y pague a sus empleados. Siguieron con la tradición del pacto de CC-PSOE; con Cristina Tavío, que mira al cielo cuando sube aquí el precio de las papas, y con José Manuel Corrales, un camaleón político. Pidieron a Bermúdez que defienda a Santa Cruz, incluso si tiene que romper el pacto. Y si alguien se siente dolido… que los denuncie en el juzgado. Todo un rajazo.

Su segundo tema, “El resucitado”, recordó que Franco murió hace 40 años, y a partir de ahí lo que ha pasado, a través de las músicas más representativas de estas décadas para reírse de los canariones por invadir el campo. Mejor que en la fase de 2014, pero peor que en la presentación de su disfraz. Se esperaba más.

LENGUATRAPOS .- Mantener el nivel de Diablos era complicado pero tampoco imposible anoche. Lo hicieron bien, pero han tenido mejores fases. Arrancaron con voces que temblaban y según desgranaron sus letras, más cavaban un foso. El primer tema, “El simulacro”. Ojalá hubiera sido un simulacro. Prueba de cómo sería vivir con independencia, sin políticos “mamones”, con los barrios cuidados, o con una buena organización del Carnaval. La segunda canción, un simple remedo de su filial, Triquikonas, que juega en la UEFA, nada que ver con el nivel que ellos demostraron ayer. A medio camino entre los “Chochos locos” de Diablos locos años atrás o de la versión femenina de Tino y Nino, “las modelos de lenguatrapos” no fueron precisamente un modelo. Un diálogo entre dos chic@s que se perdió en humor simplón para luego aplicar la crítica en un difícil equilibrio cuando hablaron de Cristina Tavío o la escollera de San Andrés. Su actuación, un simulacro.

TRABAS .- Con nuevo director, Airam Hernández, que sustituyó a Carlos Estévanez (Ni Pico), musicalmente por debajo del año pasado. “El tatuaje” era una buena idea, pero les faltó cuerpo para tatuarse tantos temas como los que abordaron. Del Roque Nublo a Paulino Rivero, el bufón de España… También tenían una camilla sobre el pecho, el estadio y hasta a Zerolo… Coalición no, “porque no tienen costumbre de tatuarse nombres de ladrones”. Copago, banqueros… Un buen hilo conductor falto de vocalización.

Se despidieron con “El ruso”, cuya letra fue un batiburrillo. Los rusos invertían en Canarias y los isleños son honrados… Cuando se les volvía a entender, el ruso visitaba el museo del Carnaval y recriminaban el olvido al que sometieron a Enrique (Fufa) y Pedro (Charlot). Murga trabada.

TRIQUI-TRAQUES .- Era una de las actuaciones más esperadas en una noche pobre de murgas. La tribu del Carnaval incorporó a Domi González, antes trapasero y desde anoche triqui, junto a Francis La Juana. El primer tema, “El figurante”, les llevó al Norte por su referencia al 102, de Tacoronte, para denunciar las desigualdades sociales. Cerraron con un tributo a la calva. Letra hilvanada con chistesmalos.com sobre calvos, aunque a la medida del estilo que muchos esperan en triquis. La llegada de La Juana no hacía falta anunciarla. Solo con oírlos se notaba que estaba en la fila. Papel discreto también de la tribu en una fase para olvidar.

Haz Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Murgas Tenerife
Murgas Canarias

Más de Murgas Tenerife

DC9r7ORWAAAgdnF

Jose M. Otero, nuevo director de Triqui-Traques

Murgas Canarias23 junio, 2017
1486881613953k

Concurso de Murgas de Santa Cruz: final a ocho y un viernes

Murgas Canarias16 junio, 2017
in1

Las murgas infantiles de Santa Cruz volverán a celebrar su concurso de jueves a sábado

Murgas Canarias9 junio, 2017
2-750x290

La final de murgas de Santa Cruz será el viernes 26 de enero, y las murgas piden que sea de nuevo a ocho

Murgas Canarias7 junio, 2017
Nóbrega

Javier Nóbrega, el letrista que pinta el Carnaval

Murgas Canarias26 mayo, 2017
b1e2c8945d0b385c7e7f0423eb2510dfd

Siete años sin “El Maestro” Enrique González

Murgas Canarias13 mayo, 2017
18194954_1219264368186032_6823701028423028577_n

Irónicos, ganadores en 2015, vuelven a dar la murga en el Norte

Murgas Canarias30 abril, 2017
1493528100109k

El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife ya tiene casa

Murgas Canarias30 abril, 2017
18119077_1663129433715620_880239337277438543_n

Bolorino y Desbocados logran que un joven de Añaza cumpla su sueño murguero

Murgas Canarias29 abril, 2017

Copyright © 2014 Murga Canarias powered by @sergizarote