Murgas Tenerife

Resumen de la Tercera Fase del Concurso de Murgas de Santa Cruz de Tenerife 2017

Murgas Canarias

1486620987046k

Fuente: eldia.es

Un jurado casero favoreció más a las murgas por su nombre y el peso de las aficiones que en justicia por sus repertorios. La final del sábado estará protagonizada por Ni Pico, seguida de TriquiKonas, Burlonas, Mamelucos, Diablos Locos, Bambones y Zeta-Zetas.

Si sorprendente fue cómo el jurado “coló” a Diablos Locos y Triquikonas, después de lo que “demostraron” en la tercera fase de ayer, más llamativo fue ver que fue a costa de La Traviata, un habitual en la final. El nombre pesa, y dejaron en el olvido a unos Desbocados que los tumbaron, como ya ocurrió con la lucha canaria.

Histórica final el sábado con dos murgas femeninas, el regreso de Triquikonas tras su ausencia en 2016 y la colocación de Burlonas en la primera división. Se equivocó el jurado e hizo justicia en este caso.

1.- Desbocados (2009). Los de la Cuesta de Piedra dieron un zapatazo y sorprendieron. Rescataron el espíritu de su canción de cabecera de 2015, “La lucha canaria”, cuando sacaron dientes y demostraron tener hambre de final.

Anoche fueron mágicos. Con una potente interpretación, defendieron los colores. De la murga tradicional y de Canarias en general. Ha nacido un tándem con Juani Padilla y el director musical Rubén García, al que se ha sumado Nando Galván, de la Sociedad Mamels durante 30 años y hasta el año pasado, encargado de poner perlas en sus letras.

Con una presentación agradable a la vista y al oído, llegó “Folclore”, que enamoró y tocó el corazón. Además, a los detractores que piensan que estos temas no tienen cabida en el Carnaval, les dedicaron un mensaje cuando cantan el Pasodoble Islas Canarias y no cambian la letra por todo lo que se identifican.

La letra, de oro. Un repaso por las señas musicales de cada isla con rima exquisita Sabandeños-Tinerfeños, con arrorró y hasta una folía. Uno de los momentos cumbres, cuando desgranan el sentido de cada una de las siete estrellas verdes. Y para cerrar, el pasodoble Islas Canarias. Grandes. ¿Desbocados? Sí, Desbocados.

Siguieron con “El Prota”, un tema sensacional de ironía y sátira fina que pocas veces, quizás nunca en este concurso, se había escuchado. El director, genial, pregunta al público si le gusta lo que han visto, y el público dice que sí. A partir de ahí la murga canta cómo los murgueros se atribuyen todo el protagonismo. Y el tema gira, y compara a los políticos con los murgueros, como si los políticos fueran los últimos destinatarios del tema. Ahí temblaron las voces, pero para ese momento Desbocados había reivindicado que es posible la murga pura, porque el espectáculo precisamente lo lleva en sus letras. Enamoran.

 

2.- Diablos Locos (1971). Su presentación enamoró, daban ganas de subir a bailar al ritmo de la góndola. Mágicos. Su pasacalle, una banda sonora del Carnaval, que opta a los Oscar con un montaje audiovisual que realza su puesta en escena. Espectaculares. Casi 9 minutos y no se habían fajado con el repertorio.

Los de Masi Carvajal, en su primero, “La máquina del tiempo”, hicieron un repaso desde 1953, la época franquista, para seguir con los años yeyé, en 1963, saltaron a 1984 y de ahí a 2016. Cuando hacen referencia a 1984, despliegan un “jingle mix de canciones del Carnaval”, la cuarta versión de La Fania, luego Juan Luis Guerra, más tarde las orquestas canarias y ahora, este jingle. Lo mejor de su canción, 2036, cuando miran al futuro y dicen que los políticos actuales ya no están. El tema dejaba las espadas en alto, aunque corrían el riesgo de que la máquina del tiempo los devolviera a 1995, el último año en que no pasaron a la final.

Llegó el segundo, “La tómbola”, que según desgranaban estrofas se desarmaba. Dijo su letrista, Víctor Asensio, que era de humor. Abordaron la actualidad de Panamá, para seguir con la mujer que se enfrentó en Igueste de Candelaria con un chófer de Titsa. Luego el cartel del Carnaval, cantaron al Típico de Tenerife y, cuando parecían en un callejón sin salida a la final, homenaje a la bandera. Desbocados lo había bordado antes y lo de Diablos quedó desnatado.

Sensacional despedida, en la que volvieron a ser Diablos Locos.

3.- Klandestinas (2013). Siempre ha sido una murga mágica en sus letras. Tal vez anoche se mostró más floja, con su autor de cabecera, Javi Pechi, de La Traviata. Su presentación, su pasacalles y su despedida estuvieron muy bien musicalmente, gracias al trabajo de Lolo Tavío y la entrega de la murga, que los defendió.

El primer tema, “La constructora”, una letra fina con una crítica subliminal, al dejar entrever que los constructores patrocinan a los partidos políticos, y que al ayuntamiento llaman a diario. Ellas caracterizadas de obreras le daban soporte. Pero como si la letra fuera un edificio, sufrió aluminosis, con referencias inconexas a los partidos políticos, que, solo por ser precisamente políticos, merecían la crítica, y punto. Genialidad del letrista cuando dicen que hacía falta un jurado con nivel y sacaron un nivel de construcción, para seguir con la petición de un museo del Carnaval y no lo que hay (que aún no hay). Al final, abandonaron la obra. Eso sí, sonaron muy bien.

Siguieron con “Aduanas sin fronteras”. Una letra en la que arrancan con maletas en una cinta transportadora y acaban como un paquete. Referencia a Gladis de León… prometía la referencia pero gritaron y… no se les entendió. Subvenciones, la papa, el trabajo, y de ahí a la plaza de España de los Billo’s, los malos tratos y esas princesas cuyo príncipe azul les salió rana… Un batiburrillo bien cantado.

Al final, su despedida, con mucha química. Una pena, porque cantan como los ángeles, aunque a veces tambaleara su vocalización y la emoción las llevara a chillar. Pero enamoran.

4.- Los Trabas (1996). Es el desembarco de David Padilla y donde va deja su huella. Ahora a Trabas los llamarán la marca blanca de Bambones. Tuvieron una presentación en la que regalaron magia y con un pasacalle que anunciaba que venía una murga de calidad, que ha multiplicado esfuerzos y nada tiene que ver con la que subió el año pasado. Sonaron bien, aunque a veces con tonos al límite.

Sin ser grandes temas, tenían argumentos en sus letras que daban crédito a intentar sacar la cabeza y mirar al sábado. No obstante, su repertorio lo hipotecaron todo al efecto del muñeco, dos minutos espectaculares que dejaron atónito al público al ver cómo se movían solos.

Arrancaron con “Mayoría y minorías”, en el que casi obligaban al público a interactuar para manifestarse si están a favor o en contra del presidente del Tenerife, luego incrustaron una referencia inconexa al coche oficial con retahíla. De más a menos el tema, que acabó por un desorden en su mayoría.

El segundo, “Rufino”. Su razón de ser, los 9.000 euros que han invertido en el invento del machango, que se mueve solo. El golpe de efecto, sensacional, pero lo arropan otros casi ocho minutos de canción que hay que “comerse” para ver el tema. Salvo ese momento, la canción es un preámbulo que recuerda que en 2005 ya sacó un muñeco Chinchosos, y en 2015 Trapaseros. El único argumento, lo de los titiriteros en Madrid, el desafío en el diálogo del componente con el muñeco para que canten a los canariones y luego, el momento espectacular: se va la murga y se quedan cantando los muñecos solos (activados desde abajo por componentes). Espectacular. Momento de ciencia ficción en el recinto ferial.

5.- Triquikonas (2005). Parecían más desbocadas que Triquikonas. Oír su nombre ya enamora, y su pasacalle mucho más, pero no tuvieron su mejor noche. Lo más bonito de su actuación, que subieran a la presentación a sus familiares a cantar con ellos en un justo homenaje por la entrega, y máxime si se compara con el resultado. Después de haberse quedado fuera de la final de 2016, a las muñecas de Almudena Domínguez no solo les faltó “pezones en las tetas” sino garbo para cantarlo. Se puede hacer reír de muchas formas pero lo de ellas es ir a la desesperada con unas letras más que irreverentes.

La primera canción, “Inteligencia natural”. Buen título, pero les faltó sentido común para desarrollar con orden un tema que era un ir y venir, a veces serio, otras con humor, como si se pudiera hacer un todo con la inmigración en Siria, la transexualidad, la anorexia, Bolorino y sus directos o la custodia compartida. Lo dicho, faltó “Inteligencia natural”.

De segundo, cantaron “Las muñecas”. Como letra, mucho movimiento para izquierda y derecha, mucho quiqui y frases que a veces superan el humor verde. ¡Ah! En el primer tema se quedaron en sujetador, en un gesto por la igualdad. En el segundo, de muñecas, se desnudaron y se quedaron en bragas y una maya, claro.

Algún golpe de la muñeca cuando está en manos de la niña que la acuna por la noche, pero ya habían sacado los colores.

6.- Los Que Son (2006). La tercera fase fue casi una final adelantada por el ambiente y una calidad bastante potente, hasta el punto de que llevó al límite a grandes como Diablos, y en esos momentos se temía por Ni Pico. Ya nadie se acordaba de Triqui. Volaban las quinielas y aún quedaban Los Que Son y Mamelucos.

Dirigidos por Acaymo Correa, con letras de José Ferraz “El Grano”, se presentaron con la intención de ser espectaculares. Se iban sucediendo y parecía que se repetía el triple salto mortal de calidad mejorando. Cuando llegaron ellos ya pesaban las horas.

Musicalmente, estuvieron al límite, y a veces ni se les entendió. Su primer tema de concurso, “El maestro”, una canción bien argumentada y cuidada su letra, con algún golpazo en forma de deseo cuando dicen que solo esperan que su hijo de mayor no sea un Zerolo o un Rajoy. Antes, otra genialidad, como sello de calidad: un interino cobra menos que un becario de Hiperdino. Desmerece un poco la canción cuando ahondan en la materia y dicen que sienten vergüenza de la Logse y del Gobierno. Por demagogia tal vez… cuando dicen que con ignorancia eran más felices.

Su segundo tema, también de constructores, como hicieran horas antes Klandestinas. Los de Fran Aldana ironizan sobre los hoyos que se hacen para los aparcamientos, reprochan el acercamiento de los empresarios a los políticos y acaban recordando que canarias son siete islas bellas, paraíso de la corrupción. Las letras, bien armadas y con momentos geniales y de intensidad; lástima que a veces parecía que cantaban entre tractores y pica-pica por la calidad de sus voces.

7.- Mamelucos (1981). La sub 21 ya juega de titular en la Casa del Miedo, bajo la presidencia de Manolo Peña, y al menos anoche hizo un buen papel. Eso sí, ya no critican a los vendepatrias, término que exportó Nando Galván a Desbocados; Mamelucos sentencia su repertorio con “Brinca”, al más puro estilo de Singuangos, y se ponen a las órdenes de Tito Rosales, director de Chancletas. Solo las presentaciones, el pasacalle y la despedida ya le daban el pase a Mamelucos, que reivindica que está en una nueva etapa con solo escuchar la retahíla, una y otra vez.

El primer tema, “Cambios”, repasa cómo han cambiado las cosas, menos en el Tenerife, que sigue el mismo. Lanzan una llamada de atención sobre fin de año, la fiesta de los indianos o la ropa en el baile de magos. El mejor momento, cuando cargan contra Ana Oramas, que ha cambiado la avenida Trinidad por la Gran Vía; o la referencia del cambio de Vitolo por Ronaldo. Dijeron que solo faltaba que Junior Alonso dirigiera a Bambones, para acabar con la reivindicación de la bandera de las siete estrellas, después de un viaje a Calatrava.

De cambios, a “Eslóganes”, segundo tema con magistral inicio. Una joya de Airam Bazzocchi que enlaza diferentes lemas y los convierte en canción, con Xerach Casanova al frente.

Al referirse al lema de “Santa Cruz corazón de Tenerife”, hacen referencia al mamotreto, Valleseco, que está en fase terminal, o a El Toscal. Cierran con una crítica bien armada a la Ley del Suelo, con el lema de la campaña publicitaria “Qué parte del sí no entiendes”… y se vienen arriba y revientan con “Somos más”, que enlazan con su despedida.

Creció Mamelucos de principio a fin, como crecieron quienes ahora dan la murga. Grandes.

Haz Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Murgas Tenerife
Murgas Canarias

Más de Murgas Tenerife

DC9r7ORWAAAgdnF

Jose M. Otero, nuevo director de Triqui-Traques

Murgas Canarias23 junio, 2017
1486881613953k

Concurso de Murgas de Santa Cruz: final a ocho y un viernes

Murgas Canarias16 junio, 2017
in1

Las murgas infantiles de Santa Cruz volverán a celebrar su concurso de jueves a sábado

Murgas Canarias9 junio, 2017
2-750x290

La final de murgas de Santa Cruz será el viernes 26 de enero, y las murgas piden que sea de nuevo a ocho

Murgas Canarias7 junio, 2017
Nóbrega

Javier Nóbrega, el letrista que pinta el Carnaval

Murgas Canarias26 mayo, 2017
b1e2c8945d0b385c7e7f0423eb2510dfd

Siete años sin “El Maestro” Enrique González

Murgas Canarias13 mayo, 2017
18194954_1219264368186032_6823701028423028577_n

Irónicos, ganadores en 2015, vuelven a dar la murga en el Norte

Murgas Canarias30 abril, 2017
1493528100109k

El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife ya tiene casa

Murgas Canarias30 abril, 2017
18119077_1663129433715620_880239337277438543_n

Bolorino y Desbocados logran que un joven de Añaza cumpla su sueño murguero

Murgas Canarias29 abril, 2017

Copyright © 2014 Murga Canarias powered by @sergizarote