Murgas Tenerife

Tercera Fase del Concurso de Murgas Adultas de Santa Cruz de Tenerife

Murgas Canarias

1422515397828k

Por Humberto Gonar

Ni Bambones ni Traviata fueron suficientes para elevar el bajo nivel medio de la tercera fase del concurso de murgas, que volvió a decaer en calidad como en la primera fase del lunes. Lenta, tediosa, endogámica, aburrida y con muchos reproches.

La Traviata abrió. Correctos en música, los acompañó su segundo tema, pero dejaron en el local el ímpetu de sus voces. Troyanos fue un tiempo para publicidad en televisión, como Caraduras. Burlonas perdieron identidad para ser comerciales en busca de la final. Mejoría musical de Jocikudos y papel justo de MasQLocas sin ambición. Agradó la notable mejoría de Ni Pico, que se está reinventando. Y Bambones… pasacalle, despedida, con unas voces que le estorbaron en la primera parte del primer tema. El cartel, un tema sencillo y la dependencia, una letra armada.

En las tres fases, los grandes cada vez son menos y no han tenido tanto tirón, pero la mejoría del resto ha sido insuficiente. Consulte en www.eldia.es el nombre de los finalistas y el orden en el que actuarán mañana en la final.

LA TRAVIATA .- Josechu Álvarez, director talismán, anoche parecía con miedo. Ni el pasacalle sonó con la fuerza característica y la murga pareció agarrotada. En “El karma” quisieron en este undécimo año reconciliarse o saldar cuentas con lo que cantaron y a quienes lo cantaron los diez anteriores: el litoral de Santa Cruz, Zerolo, Paulino, los canariones, Las Teresitas y Bermúdez. Intentaron una retahíla sobre los diez mandamientos del político para tocar la fibra. La letra, con un enfoque original, pero no enamoró.

Al abordar “El ludópata”, de Carlos Casanova, todavía estaban tensos y fríos. Desgranaron juegos para armar su repertorio, desde la Lotería a los ciegos, con una genialidad: “Se creen que soy ciego para mamar en mi cara miles de millones”, momento en el que temblaron un poco las voces. Siguieron con la tragaperras, intensidad de letra, al igualarla con una hipoteca, “hasta que te acaban quitando la casa” o por el póker y su trío de ases: Zapatero, Paulino y Rajoy… Se convirtieron en rusos y musicalmente se encontraron, hasta que hicieron un sorteo, tras lamentar los problemas de los estudiantes. Lo mejor: el bingo. Bolas como situaciones, para, con la complicidad del público, cantar bingo. “El pueblo lo acertó” porque el que habían cantado los políticos era falso. Su encanto de 2014 se hizo esperar. Bien en letras, pero la fuerza de sus voces…

TROYANOS .- El proyecto inicial de 2014 no llegó a culminar, pero anoche demostraron que lo peor estaba por llegar. Hicieron buenos a Chinchosos, pese a su descalificación. A la espera de saber si tienen pasacalle o presentación, papel en mano entonaron un chío chío en plan rajazo a Ni Fú-Ni Fá por la canción censurada de los gay. Responsabilizaron al letrista, no a la murga. “Gente de dos tipos” arrancó con el que abusa del whatsapp, pero quizás se les mojó el móvil y acabaron cantando a los políticos. En “El banco de los canarios” pusieron difícil el último puesto a Chinchosos. Tal vez la falta de componentes impidió que saliera la murga y actuó el virus informático. Su segundo tema, de Daniel Gorrín, es el mismo que el que Trastocadas, del Puerto de la Cruz, han guardado para una posible final. Cosas de la vida… o del dinero. Fatal. Censura a la Fufa por criticar a los gays pero, ¿y el suicidio? Con Chinchosos aspiran a crear el concurso del Este, porque ni en el Norte…

BURLONAS .- Musicalmente la presentación tuvo fuerza, pero la interpretación estuvo mejor que la calidad de las letras. En “Quejas, reclamaciones y sugerencias” cupo de todo. Raquel García considera que la letra es más letra por el número de caracteres que incluya. Por eso, muchos temas. Pareció que llamaron ladrón al autor del cartel del Carnaval, pero igual lo nombraron y cuando se volvió a escuchar la letra cantaban a un ladrón. Interactuaron con el público, al que animaron a continuar sus proclamas: “Soria, cabrón, Canarias, dijo no”, o “Canarias no se vende, Canarias se defiende”. Demasiados temas: picaron en todos y no entraron en ninguno. Traerá cola la participación de una solista menor de edad; las bases permiten mascotas, pero sin cantar. El segundo tema fue como otra oportunidad a Triquikonas. “Vidas paralelas”, diálogo entre chicas de Tenerife y de Las Palmas, incluyó toques críticos como el rechazo a los surferos que quieren impedir el desarrollo de San Andrés. O el reproche a Paulino y a Willy García. A los hoteles de cuatro estrellas que no se podían hacer, ahora sí, o al anillo insular. Batiburrillo bien cantando.

JOCIKUDOS .- Agradable actuación. Sonaron mucho mejor que el año pasado desde su “Bienvenidos”. “El informativo” fue una canción ordenada con muchos asuntos, unos más acertados que otros: los niños, la pobreza o “Paulino que lo boten en la cárcel”. En la segunda intentaron rendir homenaje a Guachi. Y ahí, en la endogamia, acabaron sus aspiraciones de final. Bien cantado, mejor hubiera sido mandar un mensaje de voz a otros murgueros para decirles lo que piensan de ellos cuando van a La Noria y pontifican de Carnaval. Despedida a ritmo de caja, bombo y platillo. La niña que acompañó al director, todo un espectáculo.

MASQLOCAS .- En la presentación lamentaron que la subvención no se pague igual a nuevos que a veteranos. Algunos, visto lo visto, la tendrían que devolver… Aunque no sea este el caso, con uno de los mejores disfraces. Sonaron muy bien, con ligera sensación de voces aspiradas. El primer tema, canto a Canarias y lamento por el trato vejatorio de los peninsulares. “A los canariones que les den”, para concluir con un cartel: “Iros a hacer puñetas” y pedir la independencia sin violencia. En “Esto sí que es un pedazo de murga” -nada que ver con la chirigota que ganó en Cádiz en 2014-, otra vez mensaje a los murgueros, que sería mejor grabar y luego distribuir entre ellos.

NI PICO-NI CORTO .- Llegaron en medio de un nivel bajo y se hicieron escuchar. Más de uno dio la vuelta cuando iba a coger un bocata al quiosco. Presentación y luego pasacalle, muy parecido al “Paseando por las calles de El Toscal”. Parecieron volver o, al menos, mejorar después de tres años sin final. Al frente, Carlos Estévanez, extraba, capaz de echarse la murga a la espalda. En “Un referemdum”, otra vez a interactuar con el público. Opiniones de la grada sobre Paulino, los canariones o Soria con papeletas para votar. Letra de sello Nino, de Tiralenguas. El segundo, musicalmente más ajustado al número reducido de componentes, fue muy bueno. Crítica cargada de ironía. “Manolito el verdadero” canta justo lo contrario de lo que piensa. Agradecieron a los bancos que les quitaran su casa porque les ahorraban la hipoteca. Buenas letras y, en música, mejor que otros años.

CARADURAS .- Aprovecharon la actuación para saldar cuentas. Intentaron tener un hilo conductor en los dos temas, pero nada más oírlos ya se sabía que eran ellos, aunque alguno los confundiera con Chinchosos o Troyanos. En “El perdón” les faltó examen de conciencia, dolor de los pecados y propósito de la enmienda. El segundo tema, “La chistera”, careció de magia. Un quiero y no puedo con otro viaje a murgueros: “No se valoran los pasacalles para un puesto en la final”. Ánimo, tienen futuro, o lo necesitan para mejorar.

BAMBONES .- Los de El Cardonal cerraron las tres fases. Su pasacalle, una de las sintonías del Carnaval. Mejor que las canciones de 2015. Pero su repertorio… musicalmente bien, pero en las letras se esperaba mucho más. El primer tema, “Carteles”, se perdió con contracantos que impidieron discernir si cantaban algo. Se entendió a partir de cuando “para interpretar el cartel hay que tomar marihuana”. Paulino le preguntó a Soria su opinión e interpretó el cartel como si fuera una prospección de Repsol. Luego siguieron comparando los de Tenerife y Las Palmas. El de allá “es un drag volador, el nuestro ni se sabe”. Viaje a “Billy Clavijo”, el imputado; y al presidente del Uruguay. Más crítica (y dura) que buena interpretación. Dejó sabor a poco. Y para despedirse, un tema complicado sobre la dependencia. Una carta a la consejera Inés Rojas. Tema arriesgado para un concurso de murgas, máxime si te toca cerrar a las dos de la madrugada. Pero la canción se entendió, no como la primera. Bambones no tuvo encanto. Pasacalle, despedida y… musicalmente potentes; el exceso de coros le tapó su letra.

Haz Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Murgas Tenerife
Murgas Canarias

Más de Murgas Tenerife

Rebobinados no participará en los carnavales de 2019

Murgas Canarias31 julio, 2018

Ya puedes votar por el Cartel del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2019

Murgas Canarias4 julio, 2018

Votación Cartel del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2019

Murgas Canarias4 julio, 2018

Fechas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2019

Murgas Canarias12 junio, 2018

Marchilongas: la directora pasa a fila

Murgas Canarias6 junio, 2018

¿Hay economía sumergida en el Carnaval?

Murgas Canarias14 mayo, 2018

Enrique González Bethencourt, el padre de las murgas de Canarias, presente en el recuerdo ocho años después

Murgas Canarias13 mayo, 2018

Santa Cruz acepta estudiar propuestas como una Gala del Rey

Murgas Canarias8 mayo, 2018

Gladis de León: “Me parece un delito cuestionar que el Carnaval es sexista”

Murgas Canarias7 mayo, 2018

Copyright © 2014 Murga Canarias powered by @sergizarote