2002 LOS SINGUANGOS – “Sólo con tu voto lo podrás cambiar”

 

AÑO 2002
MURGA: LOS SINGUANGOS

Letrista: José A. Glez Hdez y Pedro Mengíbar
Letra: “SÓLO CON TU VOTO LO PODRÁS CAMBIAR”

Toda una noche de nervios
fue la que anoche “er menda” pasó,
de conducir me examino,
de carretera el examen tengo hoy.
Tres meses en la autoescuela,
un libro así te tienes que empollar,
de mil quinientas señales,
mil cuatrocientas que aquí no verás.
Vamos p’a allá que hoy apruebo,
lo necesito para trabajar.

P’a la autoescuela cagado marché,
pero, al llegar, ya compruebo mi suerte,
los que examinan, ¡hoy toca joderse!,
se han puesto en huelga, no lo puedo creer.

¡Cago en la madre!. Veo un taxi, “¡coño, pare!,”
p’a casa vuelvo mientra pienso “no hay examen”,
yo tan absorto en mi desgracia no reparo
que el taxi en un enorme atasco está parado.

Miro el taxímetro, dos mil está marcando,
“señor taxista, ¿qué carajo está pasando?,
¿qué es lo que pasa por ahí?, que sí, que sí,
que arranque, coño, que va por tres mil”.

“No podemos seguir”, me dice el taxista,
“la entrada al muelle bloqueada está,
es que hoy había huelga de camioneros,
le piden al Gobierno abaratar
impuestos abusivos de carburantes,
si pierden el camión, en la ruina están”.
Yo que me levanté hoy de puta madre,
¡y encima se separa Norma Duval!.

Y de repente empieza a sonar
una llamada a mi celular,
¡lo que faltaba!, es mi mujer,
¿qué coño querrá ésta, sin son las diez?:
“Vete corriendo al colegio, ar!
coje a los niños, tráelos p’a acá,
la radio acaba de anunciar
que hay huelga de transporte escolar”.
“No pierda más tiempo, coja por ahí,
por Plaza de los Patos que al cole he de ir”.
Me están los niños esperando y ya va por cuatro mil.

Llegando a la plaza, manifestación,
yo que me desquicio, ¡otra huelga, no!,
agricultores repartiendo plátanos a mogollón.
Cosecheros de La Palma dicen que España
no muestra ningún interés,
en sacar p’a lante la negociación,
p’a que en mi mercado no haya una invasión,
lo dijo Arguiñano, tenía razón:
¡¡Banano de América no es mejor!!.
Entiendo esta huelga, con ella hay que estar,
la causa palmera yo quiero apoyar,
pero ya llevo cuatro huelgas,
¡ya no aguanto ni una más!.

Una llamada al móvil que me inquieta,
llama Rafa, presidente de mi murga:
“Flaco, ¿dónde coño estás?”.
Estoy, a ver si llego, en un taxi al colegio,
luego a casa. Dime, Rafa, ¿por qué alterado estás?.
“No he podido hoy presentar la inscripción
de la murga en la dichosa Comisión.
“Rafa, di por qué?”. Rafa contestó:
“los funcionarios se han puesto todos en huelga,
Flaco, hasta Pepe del Rosario”,
¿y qué piden?, dime algo. Y Rafa me contestó:
“subida de sueldo, creo, hasta los que están a dedo.
Quieren las entradas gratis para la final de murgas, también… que alguien, de una vez, impida otra prórroga a Juan Viñas.
Y el local que iban a darnos moriremos esperando por él”.

Me entra ansiedad, el pulso a dos mil,
me da un gran sofoco, los nervios perdí,
le dije al taxista: “en vez de al colegio
me lleva corriendo para el aeropuerto,
cojo el primer vuelo, de aquí yo me pierdo
pues, con tanta huelga, yo ya estoy que muerdo”.

Nada más llegar me fui al mostrador,
me dijo un señor: “hoy, nada de ná”.
En huelga están los pilotos de Iberia
y el dicho les paga, la pela es la pela,
sólo ganan veinte millones de mierda al año
y con eso a fin de mes no les llega.
Nada de ná, ¡como trinque a uno
le estampo mi sueldo-miseria en el culo!,

Me da un flato. Ya no aguanto. otro taxi para abajo.
Cuando llego a mi casa la parienta encabronada.
Por qué no fui, me dice, al colegio a buscar los niños.
Perdón le pedí, le expliqué el día horrible que he pasado,
como perdí el tiempo entre huelgas y atascos.
Anda, mujer, hagamos el “acto”, así te consuelo y yo me relajo.
Y contesta a mi propuesta de esta forma tan coqueta:
“Aunque tú quieras “guerra”, mi amor te digo,
que por mí más vale por ahí te pierdas.
Ya ves, no trajiste a casa los niños, y por eso cariño,
Hoy mi “chi-chi” cariño p’a ti está en huelga.

Mano a mi pecho llevé, redondo al suelo caí,
tuve un amago de infarto, ¿quién me mandó a mí hoy salir?.
Nerviosa, mi mujer llama al 1-1-2
pidiendo ayuda, y alguien le responde:
“mejor pida un taxi, y que la lleve a Urgencias,
porque los conductores de ambulancias de Canarias
se han puesto en huelga!.
Y lo peor estaba por llegar, cuando a la Residencia ella llegó:
¡Atiéndale!, gritó, ¡se va a morir!,
y todo por un carnet de conducir.
“Hay que esperar”, le dice un auxiliar,
“pues solo un médico de guardia hay”,
al pregunta por qué le contestó:
“hay huelga médica, y nunca acabará”.
Me levanté del cabreo que cojí,
al ver que mi salud no importa aquí,
tercermundista sanidad la que tenemos,
si no la puedes pagar, morirás!!.
La chulería y prepotencia del Gobierno olvidando al pueblo está.
¡¡Hay que cambiar!!, ¡¡Hazlo ya!!, ¡¡No esperes más!!.

Ver Comentarios (1)

1 Comment

  1. Pingback: PRELIMINARES – Criticón de Criticones (SC de Tenerife) – MurgasCanarias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *