1999 LOS BAMBONES – “…y la calle murió”

 

AÑO 1999
MURGA: LOS BAMBONES

Letrista: Varios componentes de la murga
Letra: “…Y LA CALLE MURIÓ!!”
Aunque tú, cuando canto a los Carnavales,
pienses que estos temas son siempre iguales,
tal vez, me comprendas, si te confieso
que no puedo callarme
viendo como el alcalde engaña al pueblo.
Sufro al ver que mi madre en la fiesta sobra,
dice que el Carnaval no lo entiende ahora,
y siento el dolor de ver como tanta gente
dice que esto es un fraude,
pasa del Carnaval y p’al sur se pierden.
¡Me da rabia observar a un alcalde feliz
trayendo gente de fuera mientras se larga el de aquí!.
Si este es tu carnaval el que sobra eres tú…
¡Te pago el apartamento y a hacer puñetas p’al sur!.

¿Qué pasa con el Coso?, todo es desorden, todo prisas,
siempre igual, todavía no han llegado,
las guaguas que nos prometiste en el local.
Como a las demás murgas, nos marginaron,
yo no sé por qué será, con prisa y a empujones
como basura nos metieron al final.

¡Mira que eres inútil, a ver cuando te enteras
que si no están las murgas, el coso es una mierda!.
Recuerdo, hace unos años,
salir al Coso era un orgullo y tradición,
ahora es un sufrimiento,
cualquier machango es de la organización.
Se forma un gran tinglado, pasar la tele
y ya todo es un follón, tan desorganizado
que esto parece que es el Coso canarión.
¡Todo el mundo p’a un lado, todo el mundo p’al otro,
y me agarran los “guiris” p’a sacarme una foto!.
¡Los extranjeros, en el mejor sitio, ven el Coso
a la sombra y sentados, los de aquí que se busquen la vida
que se jodan que ellos no han pagado!.

¡Mira que eres inútil, a ver cuando te enteras
que mi gente merece siempre ser la primera!.
Zerolo siempre nos sorprende en los Carnavales,
la fiesta que ayer presumía de gente en la calle,
ahora se ha convertido en coto privado,
más carpas se montan, negocio de cuatro enchufados.
Con tanto peluche y osito, la máscara ha muerto,
la música que hay en los quioscos me tiene revuelto,
pues ahora con el machacante ritmo “harcorito”,
hasta lo que tocan los hippies parece bonito.
¡Este no es mi carnaval, parece una discoteca,
con Zerolo de drag-queen ya la fiesta esta completa!
¡Pero, coño!, ¿esto que es?. ¡Solo falta un tío en la puerta
que nos cobre al entrar a bailar con las orquestas!.

Llevo casi cuatro horas sin mear, me voy a reventar,
camino por Santa Cruz para buscar el sitio ideal.
Por detrás de los quioscos puedo ver la gran competición,
todos mean a ver quién avanza más,
quién tiene más presión.

Me pregunto si esto no lo ve Miguel, no pone solución,
no se entera porque al Casino va a mear como un señor.
Mientras tanto todos buscan un rincón, apesta la ciudad.
Por fin veo un baño y echo a correr, ¡Ya no voy a llegar!
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!
Por fin llegó el Carnaval, y aquí viene la quedada,
el baile que está de moda, y se llama la meada.
¡Sí, sí, …ya viene la quedada! ¡Sí, sí,…se llama la meada!.
Sí buscas baño y no hay, no lo pienses ni un momento,
el sitio que está de moda, la puerta el Ayuntamiento.
Bueno, familia, que cada uno agarre su “maraquita”
porque vamos a baila resto que dice así:
¡Tocar a la puerta, te abre Zerolo, bajar la bragueta
y lo meas todo..! ¡Una meadita!…

Cada año, como de costumbre,
por la tarde Santa Cruz desierta,
en la calle ni se nota el Carnaval.
Se han cargado muchos escenarios
donde yo cantaba el repertorio,
y ahora me los tengo que inventar.

Hoy la gente prefiere salir a las tres,
por la larde se aburre no hay nada que ver,
solo ruido en los quioscos que impide cantar a los grupos.
Por la calle Castillo pretendo cantar,
siempre y cuando los hippies te dejen pasar,
pues la esquina de El Globo da asco
y ya la han hecho suya.
De la Plaza Candelaria a Cortefiel
me revienta que mi gente tenga que saltar para pasar,
teniendo que esquivar vendedores de gorros, de globos
y trufas, llaveros, caretas y un carro cotufas, el puesto
de churros, la foto del burro, el quiosco pistachos, y un
guiri borracho que quiere trincarte y pintarte la cara a ti.
Trileros, gitanas vendiéndote cosas, la china pesada que
vende las rosas, en la Candelaria esa mierda de bolas,
te rompes las patas si vas al McDonald´s, 300 ruinillas
pidiéndote duros, si vas al Corinto te tocan el culo…
¡Y ahora tu me dirás, como con este plan,
donde encuentro yo ahora un sitio p’a cantar!
¡Si nos echan de la calle, p’a que coño están los grupos,
en un rastro han conver1ido nuestro Camaval!.
Y Zerolo dirá: “eso es lo que yo quería en realidad,
si en la calle ya no hay grupos se me llenan los concursos,
¡que se joda todo el pueblo, tienes que pagar!”.
El Carnaval
un negocio, para eso Zerolo, como tú no hay dos.
Que la gente se divierta,
te importa una mierda, la calle murió.
Si no te gusta escucharme, si esto te molesta,
pues ponte un tapón.
¡Este Carnaval ya esta inventado para que ahora vengas
de enterado a cargarte lo tradicional!.
¡Ten seguro que aunque tú te fueras,
mientras que aquí el pueblo siempre quiera,
el Carnaval seguirá! ¡Este es mi Carnaval!.

Ver Comentarios (1)

1 Comment

  1. Pingback: PRELIMINARES – Criticón de Criticones (SC de Tenerife) – MurgasCanarias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *