1997 LOS TRIQUI-TRAQUES – “Atlanta. P’a Olarte: Olimpiada y Mamadera”

AÑO 1997
AFILARMÓNICA: TRIQUI TRAQUES

Letrista:
Pedro Mengíbar González
Letra:
“ATLANTA, P’A OLARTE ERA OLIMPIADA Y MAMADERA”

 

Letra y Música:
El año pasado, Atlanta celebró
Olimpiada un tanto peculiar,
dicen fue un desastre la organización,
malo el transporte y la información fatal.
Solo les salvó la participación,
cientos de países que allí están,
ya lo vimos todos por televisión,
si hay buen deporte, lo demás sobrando está.
Natación, baloncesto, gimnasia,
de algo muy seguro estoy:
Carrascal lleva siempre corbata y el deporte es lo mejor.Pero aquí, en Canarias, algo sorprendió,
don Lorenzo Olarte, una vez más,
en medio de caos, monta un pabellón,
¡qué promoción turista tan original!.
“Solo son cien kilos”, dice el canarión,
“solo cien”, “quizás un poco más”,
“ya verás que el nombre de nuestra región
hasta en Saturno, estoy seguro, escucharán.
Decorado de piedra “Tindaya”, Restaurante “Tropicá”,
pegatina en el culo “Canarias”, todos a promocionar.

El tonto Olarte convencido está,
turistas tendremos, millones muy pronto,
los inversores ya no tardarán,
hambre y paro aquí no hay más.
Si estás deprimido y buscas solución
para todo aquello que va mal,
busca una Olimpiada y monta un pabellón,
verás que tus problemas pronto acabarán.

Muchos políticos invitados acuden a la inauguración,
son caraduras cualificados, enchaquetados p’a la ocasión,
querían gozar unas Olimpiadas,
y Olarte fue quien la excusa dio:
“vengan tranquilos que paga el pueblo,
después diremos que es promoción”.

¿Dónde estás fanfarrón?, resacado aún estás,
whisky bueno y jamón, borrachera genial,
empresarios, montón, más de Atlanta ninguno,
y turistas ni uno, ya ves, que por mí preguntó.

Más cabreante fue Julio Bonis:
los juegos vio por casualidad,
parece ser que al americano mucho interesa mi Sanidad.
No me lo trago, no soy idiota,
si hay algo que ellos quieran probar
es si están malas o están bien buenas
las enfermeras del Hospital.

Lorenzo está picado con Zerolo, pues le sienta fatal,
Miguel fue Consejero de turismo, no lo hizo nada mal.
El mundo me vio en China, en la muralla,
me vio en Moscú en el centro de la plaza,
y aquello fue genial,
y Olarte usó el deporte allá en Atlanta,
y algún canario que allí se encontraba
se lo intentó explicar. ¡¡América, América!!
de nuestra tierra pasan, si no hay petróleo, pasan,
le importa un huevo el clima tropical,
Lorenzo también pasa, y aunque cueste una pasta,
maldito enano, obsesionado está. ¡¡América, América!!.

Era el bar del pabellón un lugar de reunión,
deportistas, gente ilustre allí acudió.
Un moco se saca un señor. “Moco no diga usted”.
“¿Qué es lo que digo, pues?”. “Un “elogio” digo yo”.
Era el bar del pabellón un lugar de reunión,
deportistas, gente ilustre allí acudió.
“Elogios” se saca un señor,
vio pasar a Indurain y en la bici los pegó.

Lorencito apareció, presumiendo el fanfarrón,
“vicepresidente de Canarias soy,
la gente me debe “elogiar”,
ya en Madrid sorprendí a pesar de que hablo fatal, si”.
“Son para mí, “elogios” son para mí,
ya están, baby, ya están, sit down, venga, sit down,
hoy invito a almorzar, voy a dar un gran festín, sí”.

Que festín, que festín, mil mentiras hubo allí,
pabellón con restaurante, dicen, típico de aquí,
¿tienen mus?, hay suflé, no es de gofio sepa usted,
venden papas arrugadas, más no hay viejas, ¡qué putada!,
la cerveza es genial, no hay “Dorada”, ¡que más da!,
si emborracha les da igual que sea de aquí.
¿Le gusta el pan, señor?,”si es de hamburguesa, no”,
“le gusta así, que festín, que postín”.
“Que festín, que festín”, dijo un guiri que fue allí,
se comió una butifarra convencido que es de aquí,
ensaimada especial y el gazpacho está brutal,
callos a la madrileña, la paella está tremenda,
el escaldón es fatal, lo cocina un catalán,
todo el día se ven colas de postín,
muy pocos se han creído que el menú servido
no es de aquí, no es de aquí, un menú ¡que no es de aquí!.

Si es político, acompáñele,
El 2000 Olimpiada en Australia y Olarte no faltará.
Muy original será el pabellón,
un canguro gigante y por dentro paisajes de esta región.
Acompáñele, lo disfrutará,
privará a Santa Cruz del dinero que allí se derrochará.
Si tú en ATI estás, no lo pienses más,
te divertirás, acompáñale.
Lo de Atlanta, derroche digo yo innecesario,
y no hace falta ser empresario
p’a saber fue una mala inversión.
Lo de Atlanta, dinero de todos los canarios,
el fruto de un trabajo que es diario,
sacrificio por nuestra región.
Dosifiquen nuestra inversión, Canarias merece algo más,
p’a no malgastar mis impuestos, consejo yo les voy a dar:
carreteras mucho mejor, Gomera, aeropuerto, ¡quizás!,
respeto por nuestro dinero, mi pueblo merece mucho más.

Haz Click para comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *